¿Qué son los piojos?

Los piojos de la cabeza (pediculus humanus capilis) son insectos parasitarios, ovíparos que se alimentan de sangre y viven en el cuero cabelludo humano. Miden entre 2 y 3 mm., son de color grisáceo o marrón, sus huevos, llamados liendres, son de color nacarado. Los piojos prefieren a unas personas más que a otras de acuerdo con su PH y composición sanguínea. La infestación de piojos se llama pediculosis.

Ciclo de vida

La vida del piojo transcurre íntegramente en la cabeza del ser humano, ya que fuera de ella no puede sobrevivir mas de 48horas, debido a la falta de alimento y una temperatura inadecuada. Viven entre 33 y 35 días. Podemos sintetizar su ciclo vital así:

Formas de Contagio

Los piojos se contagian únicamente por contacto directo de cabeza a cabeza, o contacto indirecto a través de objetos (gorros, sofás, la tapicería del coche, etc.). No vuelan, ni saltan, simplemente corren muy rápido. Afectan a personas de cualquier edad, pero los niños de 3 a 11 años por sus hábitos de juego, presentan mayor predisposición, al igual que las personas con las que conviven como padres, hermanos, profesores etc.

Diagnóstico: Síntomas

El principal síntoma de la presencia de una infestación de pediculosis son los picores debidos a la saliva que genera el piojo al alimentarse, esta provoca pequeñas lesiones rojizas, que a su vez pueden infectarse y provocar alteraciones bacterianas mas graves. También la pediculosis puede provocar irritabilidad y dificultad para dormir; los piojos son más activos por la noche.

Generalmente cuanto mayor es el picor, mayor es el grado de infestación. Para revisar la cabeza hay que examinar minuciosamente la base del cabello con la ayuda de una lendrera, prestando mayor atención en la zona de la nuca y detrás de las orejas porque la temperatura es más constante y el cabello se rompe menos. Después hay que sacudir la lendrera en el lavabo o en un papel blanco para ver si hay algún piojo o liendre. No confundir las liendres con la caspa. La liendre no se elimina con el lavado, presenta resistencia cuando se la intenta separar del cabello y se separa del cuero cabelludo a medida que este crece. Cuanto más lejos de la raíz estén, es mas probable que hayan eclosionado o muerto, por ello, encontrar liendres no siempre significa que la infestación siga activa.

Preguntas Frecuentes